lunes, 18 de junio de 2012

Ella, que todo lo tuvo - Ángela Becerra


Sinopsis:


Tras sufrir un grave accidente, Ella no vuelve a escribir. Derrotada y perdida, emprende un viaje a Florencia en busca de una fascinante historia que le contó su padre y que quiere convertir en novela. En su afán por sentirse viva, crea un enigmático y silencioso personaje, La Donna di Lacrima, que recibe en un soberbio ático de la vía Ghibellina a hombres que le cuentan su vida y adoran su cuerpo y su silencio. Nadie reconocerá en ésta a la solitaria y triste escritora que restaura libros y visita cada tarde a las siete la antigua librería del Mercato Nuovo donde otro ser, un librero tan solitario y misterioso como ella, la espera.

----------

Hoy me he decidido por este titulo en especial, a mi parecer todos los libros que hay publicados de esta autora son realmente grandiosos, pero para mi como lectora este tiene un gran significado, ya que fue el regalo de mi madre de navidad.

Lo que me gusto:

¿Puedo decir que todo? Lo cierto es que este libro para mí se caracterizo principalmente de que no sabes que puede pasar, Ángela nos adentra en la vida de una escritora colombiana llamada Ella que se encuentra viviendo en Italia, empieza narrando como tiene un accidente mientras viajaba con su esposo y su pequeña hija. Es un recorrido por la vida de esta mujer que se deja consumir por la depresión sin querer seguir adelante, también conoceremos al dueño de una librería antigua que se enamora de ella. Y al final sera el único que podrá salvarla de si misma.

Lo que no me gusto:

Son pocas cosas pero puedo resaltar que no entendí mucho la existencia de La Donna di Lacrima, una mujer sensual y exótica que se escondía bajo una mascara, recibiendo a diferentes hombres para que le proporcionaran placer sin tocar su piel directamente en ningún momento.

Conclusión:

Ahhh! Léanlo y ámenlo tanto como yo lo hice... No miento cuando digo que lo he releído muchas veces, sufriendo y suspirando con cada linea llena de emociones crudas y humanas, eso es tal vez lo que más me gusto. Nos muestra hasta donde podemos llegar los humanos guiados por nuestras emociones y penas, lo que podemos lograr y, sencillamente lo impredecible y complejo que es el cerebro.