sábado, 18 de junio de 2016

Sandra en la FILBo2016 Crónica #5


En la 29ª Feria Internacional del Libro de Bogotá -FILBo2016- el martes 26 de abril, Sandra estuvo en la segunda jornada de los Foros del Libro.


  • Nuevas maneras de hacer clásicos

Bajo la moderación de Margarita Valencia, Directora de la Maestría en Estudios Editoriales del Instituto Caro y Cuervo, escuchamos a Edwin Frank (Estados Unidos), editor de los clásicos de The New York Review of Books, y a Sandra Ollo (España), directora editorial de Acantilado.

Sandra, comenta como el reto de todo editor es buscar libros, y dejarse encontrar por ellos. Una lectura te lleva a nuevos sitios y a ver con nuevas caras los clásicos de siempre.

Otro reto es insertarles en una colección no academicista, ofrecer un texto riguroso pero que no asuste, que no abrume, con la idea de que los libros dialoguen con el lector, si para ello hay traducir de nuevo, se hace, una traducción renueva.

En la Experiencia de “Acantilado”, ha habido una buena respuesta lectora ante su programa de traducción, las librerías independientes están creciendo, apartan un espacio para sus libros que incluso tienen un “look” específico.

Como punto de partida no hacen estudios de mercado, se busca crear un público, ofrecerles algo que no sabían que querían. El negocio de todos modos tiene dos partes: La intelectual y la económica, el reto es que el sello sea sustentable y que se pueda mantener, no prima el beneficio rápido, sino que sea viable y sostenible en el tiempo, aunque sea de forma modesta.
“Acantilado” está en todas partes, con los libreros independientes sin desdeñar a las grandes cadenas. Su catálogo se mantiene vivo porque siempre hay ejemplares disponibles para librerías y lectores, los únicos libros que han salido ha sido por cuestiones contractuales.

Edwin señala cómo en efecto el catálogo se mantiene gracias a la distribución, y solamente se retiran los libros que tengan dificultades contractuales. Todo vende algo, pero los libros nuevos, venden más, el catálogo en general vende, a pesar de que Amazon es como un leviatán, pero les deja vender sus libros y reforzar su marca, están más amenazados por la televisión o los vídeojuegos.

El editor señala que Estados Unidos está saturado de libros electrónicos, en su opinión a los libros de romance amarillistas les va bien como libros electrónicos, porque a la gente le da pena que los vean leyéndolos, por eso, considera que Jean-Paul Sartre no será nunca un libro electrónico.

Aunque todos los ebooks son pirateados, ese no es el enemigo, el enemigo primordial son los bajos hábitos de lectura de la población, y se ve el lector promedio, que en todo momento aun en momentos de escasez sigue comprando, y el lector eventual, que lee, pero con otras opciones de entretenimiento.

Los tirajes promedio en estados Unidos son de 4.000 ejemplares, mientras que en España son más modestos, pero se va reimprimiendo para no dejar desprovisto el catálogo.

  • De las redes y pantallas al libro
Bajo la moderación de Rafael Nieto, Coordinador de promoción y mercadeo de la Editorial de la Pontificia Universidad Javeriana, escuchamos a Sergio Vilela (Perú), Director de Contenido Digital para Latinoamérica del Grupo Planeta, Andrés Ossa (Colombia), Gerente de Negocios Digitales para Colombia del Grupo Planeta, y a las autoras conocidas como Susana y Elvira (Colombia), autoras de los libros “Consejos viscerales para casos reales” y “Lo entendimos todo mal”, basados en sus vídeos de Youtube.

En referencia ver: http://susanayelvira.com/blog/

El moderador comienza contextualizando con las peculiaridades del mercado del libro ante las nuevas herramientas trasmedia:

Y las nuevas vías de comercialización del libro:

Los delegados de Planeta Editores indican que están a la búsqueda de temáticas no esperadas, el papel del editor es ahora proactivo, salen a buscar contenidos.

La tecnología impacta a los contenidos, kindle puede incluso determinar en qué página un lector abandona un libro, y se sabe todo en cifras, ¿cómo impacta eso en los editores y los autores? Las editoriales tienen herramientas para medir absolutamente todo e interpelar a los autores.

No necesariamente es que deban hacer lo que los lectores quieran, por ejemplo los lectores leen literatura erótica (el moderador indica que porno), y usan el eufemismo de que es literatura romántica. Tampoco es adaptar un contenido, es crear nuevo contenido.

Las autoras aclaran que ellas no son “Susana y Elvira”, que son unos personajes de ficción.

Derivado de la experiencia web de “Susana y Elvira”, y la serie web, la audiencia comenzó a pedirles historias e incluso, a presentarles casos reales para darles respuesta, se recopilaron historias de amor de los seguidores e incluso en un momento dado se premiaron los mejores casos presentados.

Cuando ya eran un éxito Planeta les hizo la propuesta (ya se les había ocurrido a ellas), y derivado del trabajo conjunto autor – editor ya se han publicado tres libros:

  • Consejos viscerales para casos reales
  • Lo entendimos todo mal
  • Con fecha de vencimiento
La autoras señalan que han venido rompiendo paradigmas, desde la misma duración de los videos con los que arrancaron, nadie apostaba por videos de 20 minutos, pero al desarrollar una temática feminista e incluso responder a una necesidad de os femenino, estas comunicadoras fueron creciendo en su experiencia.

No es escribir simplemente un libro, es escribirlo de manera diferente que en papel, porque su lenguaje es el internet, por eso sus libros se cortan por ejemplo con un twiter.

  • Mercado laboral: ¿qué se necesita para entrar a la industria editorial?

Moderado por Jaime Iván Hurtado (Colombia), CEO de Hipertexto (http://hipertexto.com.co/inicio/), escuchamos a Juan Pablo Fajardo (Colombia), Director de La Silueta (http://www.lasilueta.com/), Nicolás Morales (Colombia), Director de la editorial de la Pontificia Universidad Javeriana, y Julio Paredes (Colombia), Editor general de ediciones Uniandes. Aunque estaba invitado no llegó finalmente Marcel Ventura (Venezuela), Director editorial Grupo Planeta para el área Andina, cosa que lamentó el moderador, dado que se le quería preguntar sobre el contexto laboral de su editorial, que por sus políticas maneja un estrés laboral muy importante.

Para este espacio se contó con aforo lleno, dado que fue abierta a estudiantes universitarios, especialmente de la Universidad Javeriana.


Se parte de una pregunta muy franca, ¿es difícil entrar a la industria editorial? ¿Hay roscas?

El representante de la Universidad de los Andes indica que lo social es muy importante, las recomendaciones no son malas, en un proceso editorial diferente donde desaparece el editor y se habla directamente con el autor, lo social es muy fuerte.

Sin embargo, en el espacio editorial académico prima la meritocracia. Hoy hay más reflexión sobre lo editorial que había antes.
El moderador, a nombre de Hipertexto, señala que la industria se encuentra en un proceso de cambio, con un alto nivel de incertidumbre. As personas se hacen dentro de la operación, los que toman la oportunidad son los que tengan el conocimiento.

El representante de La Silueta, señala cómo se busca una alta sensibilidad que no enseñan en las Universidades, esos matices son difíciles de encontrar, y se requiere incluso para el mercadeo.

Pregunta el moderador, ¿dónde buscan los trabajadores? ¿Hacen convocatorias? ¿Qué miran en las hojas de vida?

Desde la Universidad de los Andes se indica que sí se hacen convocatorias, a partir de unos perfiles específicos que son establecidos. Para la coordinación editorial, es fundamental la experiencia que permita resolver casos específicos. Las editoriales deberían tener unas pasantías para ir formando editores junior.

El mismo moderador indica que el objetivo es encontrar personas por encima de la media laboral del promedio del mercado y para eso hay que pagar más. El medio tiene mucha presión, y hay mucha rotación. Normalmente se llega a aprender a las compañías y se aprende bastante, con el riesgo de que los trabajadores entrenados se vayan a trabajar para la competencia. Importante ahora el manejo del inglés.

A La Silueta los trabajadores llegan especialmente por pasantías, donde se surte un proceso de formación práctica.

Todos concuerdan en que la forma de presentar las hojas de vida es muy importante, un error ortográfico es mortal en el medio, a veces llegan hojas de vida por correo que se vuelven interesantes si tienen algún añadido interesante que llame la atención, y no lo mismo de siempre. Si bien algunos más amantes de la tecnología descartarían una hoja de vida en Word, dado que de lo más elemental convertir a PDF, a algunos les da desconfianza las hojas de vida con muchos añadidos tecnológicos, y prefieren lo más sencillo.

La experiencia de La Silueta resulta muy interesante, porque si bien son editores de libros, también son artistas, allí se ve claramente el nexo entre arte, diseño, tecnología y libros.

Termina así la segunda jornada del seminario.