martes, 19 de junio de 2012

Un artículo-crítica-reseña sobre Cincuenta sombras que debes leer

Navegando por la web he encontrado muchos artículos sobre Cincuenta Sombras de Grey, este en particular me ha gustado mucho, su autora no alaba la trilogía como en muchas otras reseñas que he leído, en esta, Sylvia de Béjarse adentra en el género literario  y sus comentarios son muy acertados en cuanto a lo que leemos las mujeres.  
Sexo apasionado. Caliente, violento, amoroso… ¡Perfecto! SEXO sin fin y como debería ser… casi siempre: sexo de derretirse.O sea que mejor atino mi descripción: una novela rosa de un erotismo que hace estremecer. Y ese es su fuerte. Su erotismo.
PD: Su descripción de Grey me dejo gratamente sorprendida, me gusta como se lee eso de "indecentemente atractivo" 
Christian Grey, es oscuro (50 sombras, ya lo dice el título), con un pasado de esos que toda mujer desea sanar, indecentemente atractivo (sobre todo cuando lleva determinados vaqueros), seguro de si mismo(bueno, eso parece en principio), inteligente y cultivado por mérito propio (no acabo su carrera en… si no recuerdo mal, Harvard), tremendamente rico a sus 27 años, un caballero educado, atento y extremadamente protector, celoso hasta torturarse, sexualmente de matrícula de honor… aunque con una vena BDSM* que asusta a quien no conozca ese mundo.
Para leer el artículo-crítica-reseña completo pincha AQUÍ

1 comentario:

  1. Mil gracias por hacer referencia a mi post. Disfrute mucho escribiéndolo y aunque es verdad que no creo que literariamente sea un gran libro, creo que eso no le debe quitar su gran mérito: lograr que muchas mujeres se planteen su sexualidad y disfruten mucho más de ella que es el tema que realmente me preocupa a mi.
    La conquista de la sexualidad, asumir nuestro cuerpo sexuado es un reto al que aún hemos de enfrentarnos la mayoría y con sus ganas, su valor, su atrevimiento, Anastasia Grey es un ejemplo en este sentido.

    ResponderEliminar

Eres libre de comentar lo que desees pero recuerda... Respeto es el secreto.